Niaux, las lunas del bisonte

Las cuevas del cantábrico, definen bien el invierno representado por los caballos, hay una coincidencia de simbología con las cuevas de la región de Ariege, pero en ellas se ve mejor representado el verano, las mayores coincidencias se dan en la cueva de Niaux, en ella se representa el invierno igual que en Armintxe, y nos muestra todo el resto del año de manera muy explicita, con una asombrosa cantidad de detalles temporales y una maestría artística impresionante.
La cueva de Niaux es encuentra cerca de la población de Tarascón, es una de las pocas cuevas visitables, en las que puedes contemplar las pinturas originales, fue una visita que jamás olvidaré. Según dicen los expertos, la cueva no fue habitada de una manera continuada, la cueva  donde se supone que habitaron los artistas de Niaux es la cueva de La Vache, que se en cuentra justo enfrente. A continuación una serie de imágenes que capte de la zona y una panorámica esférica desde la boca de la cueva justo el día de la visita.



 Población de Tarascon



 Imágenes del valle


 Cueva de La Vache

.

Boca de Niaux


Panorámica 360 de la cueva y sus vistas al valle

Interpretación de Niaux

Cuando me propuse ir a Niaux, lo que realmente buscaba era la confirmación de la teoría en la cual los caballos representaban el invierno y los bisontes el verano, o teoría estacional, pero a parte de dicha confirmación, que era bastante evidente, descubrí algo mucho más complejo y sorprendente.  Niaux no solo nos describe las estaciones, nos muestra un complejo sistema para denominar espacios de tiempo, meses lunares, semanas, incluso días.
Desde luego, está claro que no soy capaz de interpretar todas las imágenes de la cueva, pero es más que sorprendente, la cantidad de respuestas que he obtenido. Las fotografías del interior de la cueva utilizadas en este blog, pertenecen a la página Dons maps: http://donsmaps.com/niauxgalleries.html
En ella están perfectamente atribuidos sus autores, utilizo éstas porque está prohibido fotografiar las pinturas, y no me queda más remedio que usas imágenes de terceros.

La visita fue en ingles y nos acompaño un guía muy simpática con marcado acento británico, nos proporcionaron una especie de linternas de mano y caminamos en fila hacia el interior de la cueva, solo podíamos estar media hora en la sala Noir, donde se encuentran la mayoría de las pinturas. La cueva era amplia, hacía tiempo que no discurría por una cueva sin arrastrarme, se caminaba sin problemas, la verdad que es un sitio ideal para visitas, no había necesitado muchas reformas para que fuera visitable, tan solo un pequeño túnel de acceso, cavado en la entrada.
Después de un rato andando, llegamos a un gran volumen, la sala Noir, nos pidió que dejaramos nuestras luces ya que en la sala, solo la guía podía utilizar su luz, nos colocó a todos detras de una cuerda que señalaba el limite máximo al que te podías acercar a la pared, estábamos totalmente a oscuras... entonces encendió la luz y el panel apareció delante de nuestras narices. Es difícil describir sentimientos y los demás no sé lo que sintieron, pero para mi fue increible, se me erizaron los pelos. La mayoría de las veces las pinturas se ven mejor en las fotografias que en vivo, pero éstas... parecía que habían sido pintadas esa misma mañana, era lo más bonito que había visto hasta entonces, que decir, que me quedé con las ganas, la media hora voló, pero las imagenes quedaron grabadas en mi cabeza para siempre.

 Interpretación

Para empezar el análisis, tanto Armintxe, como Ekain, se leen de izquierda a derecha y de arriba a abajo y en Niaux sucede lo mismo. Para entenderlo necesitamos el calendario: http://barnebidaia.blogspot.com/2018/04/completando-el-calendario.html

La parte que voy a analizar es la que vi, serían los paneles más importantes de la sala Noir, comenzamos por el panel situado más a la izquierda, aquí tenemos el croquis fotografiado por: Pfeiffer (1986) 



   Análisis del panel 1, el gran verano
Este panel nos describe, el gran verano, comprendería lo que nosotros llamamos primavera, verano y otoño.

 

Si comparamos con el calendario






La llegada de la primavera, al igual que en Armintxe y Ekain, utiliza el recurso de varios bisontes en  formación, el primero poco definido o inacabado y el segundo completamente formado.


El ciervo con media cornamenta, representa nuestro verano.



El bisonte en celo, con la cola levantada, el otoño, representado en inumerables cuevas.



La cabra con los tres proyectiles, aparece para señalar el final de la estación, las cabras representan el año y sus 12 fases lunares, normalmente aparecen en momentos clave, como el final de la estación del bisonte o el final del caballo.

¿Y que sucede con el resto del panel?. Debajo de los bisontes y el ciervo que representan cada  estación, tenemos otros tres bisontes ¿Que representan?
Como hemos visto en Ekain los caballos representan las lunas del invierno, por lo tanto la clave a la hora de descifrar el mensaje de Niaux reside en buscar la relación entre los bisontes y la luna. Siempre me había obsesionado el panel que acabamos de analizar, unos bisontes miran hacia un lado y otros al lado contrario y en la parte baja del panel un cabeza humana o antropomorfo (de forma humana en lenguaje científico). La cabeza mira directamnete a los ojos de un bisonte, parece advertirnos de que tenemos que fijarnos en los ojos o en la cabeza del bisonte. ¿Que relación pueden tener con la luna?


Si observamos las fases de la luna, cuando la luna es creciente la mitad derecha está iluminada y cuando es menguante, la mitad izquierda la que se ilumina.








Podría querer decir que cuando el bisonte mira a la izquierda, la luna está en sus dos semanas de fase menguante, hasta llegar a la luna nueva, y cuando está mirando a la derecha, la luna está en las dos semanas de fase creciente hasta llegar a la luna llena.

Pero vamos a ir analizando si hay más coincidencias que nos confirmen esa idea. volviendo al panel y a los tres bisontes que faltan, los que están justo debajo de cada estación, vamos a fijarnos en el primero, el que está debajo de la primavera, está mirando a la izquierda, los que en teoría indicaría una luna menguante, además tiene un aspecto muy sombrío, y no tiene ningún proyectil.


El segundo bisonte, el que está debajo del verano, además de tener un aspecto sombrío, tiene un proyectil clavado. Pero lo más curioso, es que está mirando a la izquierda pero está empezando a dibujarse, el contorno de su lomo mirando hacia el otro lado, indicando el proximo cambio de luna menguante a creciente. si nos fijamos en los ojos, vemos que el ojo parece una luna nueva.


Para terminar el último bisonte, el que está debajo del otoño,  mira a la derecha tiene un aspecto mas blanco tiene dos proyectiles clavados y un ojo con un círculo blanco, es la luna que termina su fase creciente, señala. la luna llena.



Conclusión del panel 1

El panel representa el transcurso del gran verano (primavera, verano y otoño) con los dos bisontes, el ciervo de media cornamenta y el bisonte con la cola levantada, a la vez que nos va mostrando las fases de la luna con los bisonte sombrío, el bisonte del cambio de luna o luna nueva, hasta llegar al bisonte de la luna llena y dar por finalizada la estación y esa parte del año, señalada por el ibex.


Panel 2, el final el gran verano y la figura misteriosa

El siguiente panel no lo sé definir, no lo comprendo muy bien, solo decir que a grandes rasgos, parece representar el final del gran verano, la muerte del bisonte, y las cabra señalando el final de una fase del año.


Encima del bisonte, según cuentan los expertos, se ve la extraña cabeza de un ibex, yo miro la imagen sin ningún tipo de predisposición y objetivamente, veo que tiene un morro más cuadrado y una linea en el morro y en vez de una cornamenta parece el crin de un caballo, lo verdaderamente asombroso es que parece que lleva riendas, como en Isturitz. Es curioso, la cabeza de un ibex no tiene sentido en el panel, pero la cabeza del caballo tiene uno muy claro, el del comienzo del invierno, pero bueno si dicen que es un ibex... habrá que creerselo... ¿o no?.



Panel 3, la estructura del año
Otro panel complicado, en el podemos ver, la estructura del año comenzando arriba, con un bisonte incompleto, (primavera) para dar paso al gran verano, resto de los bisontes, se comienza a dibujar la silueta del caballo, como presagio del invierno, y para acabar, abajo, los caballos señalando el invierno, las cabras se encuentran entre los bisontes y los caballos, una de las cabras, presagia el invierno con su pelaje oscuro y moteado. A medida que vamos hacia abajo, aparecen unos bisontes cada vez más pequeños y  unos caballos cada vez más grandes. Otra muestra de que su año podría comenzar en el equinoccio de primavera.


En este panel hay un bisonte asombroso, siempre se le ha tenido como algo sin sentido, o una ocurrencia del artista ya que está mirando a la izquierda y a su vez está superpuesta la cara y la silueta de un bisonte incompleto mirando a la derecha, además tiene el ojo cerrado.


Si el bisonte que mira a la izquierda es menguante y el que mira a la dercha es creciente, este panel parece representar el cambio de luna, el final de la fase menguante con el bisonte sombrio mirando a la izquierda, con el ojo asemejando una luna finalizando de menguar, casi nueva, y la aparición de la cara mirando hacia la derecha señalando el inicio de la fase creciente. Tiene bastantes coincidencias con el bisonte de cambio de luna del panel 1.

Pero el bisonte central del panel y no menos llamativo, es el siguiente:


Es una imagen que ha captado mi curiosidad desde el momento en que la vi, este bisonte tenía algo extraño, como algo femenino. Es la imagen central del panel y ahora creo saber el porqué de su extraña figura, digamos que representa el paso del otoño al invierno, la transformación del bisonte en caballo, la cabeza del bisonte parece más estilizada como la del caballo y si miramos a su parte derecha vemos el bisonte anteriormente descrito difuminándose y justo debajo va apareciendo la silueta del caballo.

Panel 4, la llegada del invierno 

Es mi panel preferido ya que en ella nos muestra la conexión con Armintxe, allí se representaba todo el invierno comenzando por la yegua y la cabeza del caballo, hasta llegar a la primavera, y aquí nos muestra el final del otoño y el comienzo del invierno, de una forma muy artística pero a la vez explícita.


Los bisontes cambiando al pelaje más oscuro del invierno, a la vez que se comienza a dibujar la silueta de un caballo incompleto, como presagio del invierno que se avecina, la cabra que da final a la estación, la yegua embarazada y el nacimento del caballo o invierno, y para acabar, tal vez una de las figuras más bonitas del arte rupestre.


El ciervo con la cornamenta completa, representando el final del otoño por el que asoma la cabeza del caballo representando el inicio del invierno, a su vez la forma del conjunto y la linea completando ese semicírculo en el ciervo, le dan un aspecto lunar.

Otros paneles

En los accesos a la sala noir, no utilizan dibujos para representar el tiempo, lo hacen en su mayoría con lineas y puntos, y aunque en su mayoría se hacen muy liosos e ilegibles, hay varios que se podrían integrar en la lógica del gráfico 1.


Las dos líneas de 7 puntos cada uno en negro, los 14 días de la luna menguante o ¿Creciente?. Las lineas, Las 4 semanas del ciclo lunar completo, parece que los puntos se refieren a días y las lineas a semanas.

Agrupaciones de dos lineas en su mayoría, podrían indicar 2 semanas, tal vez, entre nueva y llena, en este panel además tenemos dos símbolos claviformes, tipo "P", Significaría el paso del solsticio de verano al equinocio de otoño. Para entender los claviformes hay que leer el final de la siguiente entrada: https://barnebidaia.blogspot.com/
El panel inferior parece representar los días anteriores a la llegada del solsticio de verano


Como resumen, podemos decir que su sistema temporal estaba basado en el sol y sobre todo la luna, en este caso no hay ninguna señal de haber utilizado las estrellas, hay bisontes que en vez de representar el gran verano y sus fases, representan secciones más pequeñas de tiempo, representan semanas utilizando las fases lunares, en otras cuevas no se especifica tanto, los bisontes miran hacia el mismo lado, aunque pueden tener más proyectiles, hasta 4 si siguen el sistema semanal, y excepcionalmente, utilizando más proyectiles para señalar los días, como claro ejemplo, el bisonte de Atxurra, señalando el final del verano, con el bisonte incompleto y multitud de proyectiles.



Fotografía: Diputación de Bizkaia


Conclusiones

Tomando en cuenta, los diversos paneles, y siguiendo la metodología del resto de las cuevas, si tenemos en cuenta el espacio de tiempo representado y lo asociamos al tiempo en que esos grupos humanos habitaban los alrededores de la cueva, podemos decir que esta cueva era utilizada practicamente todo el año, aunque la no representación de un hecho tan importante como el paso del invierno a la primavera, me hace pensar que la cueva era abandonada unicamente en la parte más dura del invierno, nuestro enero y febrero. digamos que estaría habitada desde finales de marzo o abril hasta diciembre o enero. Como parece indicarnos también el siguiente panel, utilizando otra manera de representar el tiempo.



Parece una especie de espiga, tiene en su parte inferior 12 puntas, tantas como ciclos lunares del año, en la parte superior tiene 9 ó 10 (no se distingue muy bien desde casa) y continúa con la cabeza del caballo mostrando el resto del invierno.
Justo encima podemos ver una de las numerosas pintadas modernas, Niaux nos muestra, que al final, como muchos jóvenes de la edad moderna que entraban en la cueva y ponían la fecha de su hazaña, los indígenas de la prehistoria también dibujaban las fechas en la cueva, pero de una manera mucho más artística.





No hay comentarios:

Publicar un comentario