domingo, 11 de febrero de 2018

Nombrando el tiempo, la estructura del año, las estaciones.

Supongamos que las medidas temporales no tienen nombre. ¿Como podría dar a entender de que momento estoy hablando?¿Como voy a llamarlo? Supongo que primero buscaré algo característico que sucede solo en ese momento, al otoño le llamaría el tiempo en el que caen las hojas o algo así, a la primavera el tiempo de las flores.
Vamos a trasladarnos al paleolítico, tenemos a la naturaleza, sus cambios y a nosotros observando: como nacen los animales, como cambian de pelaje, les crecen las cornamentas, el movimiento del Sol y de la luna, la noche con las estrellas ocupando una posición en cada momento., etc.
En época premagdaleniense, los cérvidos fueron uno de los motivos más representados, dentro de esta familia estarían los renos y los ciervos, estos animales tienen cuernas, que a diferencia de los cuernos de las cabras, se caen todos los años, aunque en el caso de los renos las hembras tambien desarrollan una cornamenta más pequeña, en el resto de los cérvidos la cornamenta es un atributo masculino. Los machos son elegidos por su cornamenta, es un símbolo de masculinidad, y además la cornamenta tiene que haber llegado a su máximo desarrollo en otoño porque empieza la época de celo y hay que estar a la altura. Por lo tanto, tenemos una forma de llamar a la primavera, al verano y al otoño. Como podemos apreciar en la siguente imagen:



Imagen perteneciente a: https://veteriankey.com/antlers-and-reproduction/

Además otro dato interesante, es que lo ciervos nacen en primavera, ciervas embarazadas y ciervos sin cuernos sería igual a primavera, con cornamenta semidesarrollada verano y totalmente desarrollada otoño.  Lo podéis ver mejor en este extraordinario seguimiento fotográfico:


Durante el magdaleniense. el bisonte acabó siendo el símbolo del gran verano sustituyendo total o a veces parcialmente a los cérvidos. Los bisontes en muda se utilizaban para representar la primavera  y su como época de celo es el otoño, éste se representaba con un bisonte hembra con el rabo levantado.


Imagen:  


La imagen pertenece a un bisonte americano: Bison bison bison. Para ver su ciclo de vida:

Ya tenemos tres estaciones, más el invierno representado por el caballo. ¿Porque eligen el caballo? No conozco el motivo, los caballos aguantan bien el frío hay razas que viven en libertad en lugares con minimas de -70º C. Los caballos tienen un embarazo de 11 meses y su celo se acrecenta en las épocas  con más horas de Sol, los caballos que nacen en invierno son más pequeños que los nacidos en verano, por un tema metabólico. La cabeza de caballo que representa el comienzo del invierno es parecido al del tipo prezewalski con unas características barbas que le protegen de la congelación del agua directamente en la piel mientras buscan alimento en la nieve. Pero quizás el motivo principal pueda ser la relación con la oscuridad y el invierno, ya que los caballos nacen en aplastante mayoría por la noche, las yeguas tienen la capacidad de retardar el nacimiento ya que son muy vulnerables y es más seguro parir de noche.









Aplicación de la teoría estacional, casos reales

El arte rupestre puede tener diferentes motivaciones y no podemos englobar todo el arte en motivaciones estacionales, pero hay unas representaciones que se repiten en muchas cuevas siguiendo la misma lógica. Los momentos más importantes y por lo tanto más representados son los cambios de estación y sobre todo, la llegada de la primavera,  para ello utilizan a menudo el recurso de unos bisontes, el primero incompleto y el segundo completo o más detallado, por supuesto vienen despues de las fases del invierno representadas por caballos.

Empezamos por Armintxe, representa el paso del invierno, yegua ambarazada, cabeza de caballo, caballo de pie, caballo muerto, a la primavera, las lineas van de los caballos para formar dos bisontes el primero muy poco definido y el segundo con más detalle.




En Ekain despúes de los caballos viene la primavera representada por unos bisontes cada vez más detallados, a la vez que el caballo se va difuminando.

En Niaux, llega la primavera un bisonte semi acabado y el segundo completo.


Combinación de bisontes y ciervo en Niaux. Los dos bisontes con el pelaje cada vez más oscuro a la vez que se ve formando la silueta del caballo, el final del otoño, La yegua embarazada, la cabeza del caballo prezewalski, comienza el invierno. El ciervo con toda la cornamenta el otoño por el que asoma otra vez la cabeza del caballo, el comienzo del invierno.



Las diferentes fases del gran verano, como hemos visto antes, principio primavera a mano izquierda,  ciervo con media cornamenta, verano, bisonte con la cola levantada, en celo, otoño


Cueva de Lumentza (Lumentxa) Lekeitio, un bisonte hembra con la cola levantada y un macho detrás, nos muestran la época de celo, el otoño, el bisonte tiene una cabeza de caballo que presagia la llegada del invierno.

Imagen: Diputación de Bizkaia


La duración, comienzo y final de las estaciones las marcaba el Sol, y para definir los momentos utilizaban unos símbolos claviformes, en forma de P . Como vemos en el diagrama siguiente, el sol sale por el Este en los equinocios, por ejemplo en primavera, cada vez más al NE en verano, otra vez vuelve al este en otoño para salir cada vez más al sureste en invierno.






El primero con el Sol al NE significa el solsticio de verano, el del medio los equinocios tanto primavera como otoño, y el de abajo el solsticio de invierno. Hay diferentes maneras de representarlos, con el Sol más grande que parece una P, como los de Tuc d'Audobert


o con un Sol más pequeño, como en el Pindal, en la parte de arriba tiene un bisonte y la cabeza de un caballo, otra vez el recurso del bisonte semi formado y el caballo incompleto como representación del paso del otoño al invierno, vemos como el sol se va moviendo de izquierda a derecha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario